jueves, 3 de marzo de 2016

A lo Nórdico..

Buenos días amig@s!!
Si, reconozco que los he tenido abandonados por estos lares... Pero lo cierto es que no he parado de hacer mis pequeñas creaciones con amor... Tranquilos, los he documentado para poder transmitirlo con todo detalle!

Hoy les invito a que nos trasladaremos a un lugar del Norte de Europa... frío en invierno, verde en verano, donde las personas son increibles y nos dejan un buen sabor de boca..

Nunca mejor dicho,con uno de sus postres,como es el "Semblor Nórdico". Un panecillo dulce, relleno de una crema de almendras y nata montada.. Una delicia para los paladares más exigentes...
Buscando entre varias recetas, me quedo con un comentario de un artículo "este postre me traslada a mi niñez", decía un señor que llevaba varios años viviendo en España. Donde se lo merendaba dentro de un tazón de leche caliente y haciendo una pequeña comparativa que era como un pudding de los que solemos realizar con pan, leche, huevos, azúcar...

Pero esta vez amig@s, les voy a mostrar mi receta de Semblor, donde no es necesario comerlo dentro de un tazón con leche... Vamos manos a la obra???

Vamos a utilizar 450 gr. de Harina, 200 gr. de Leche, 90 gr. de Azúcar, 100 gr. de Mantequilla sin sal, 1 Huevo, 25 gr. de Levadura de panadería, 1 cucharadita de sal y una de cardamomo (especia cultivada en la India y muy utilizada en elaboración de currys, comida árabe, indú..etc..)

Primero aireamos la harina, para quitar el apelmazamiento. Añadimos la sal y el azúcar y mezclamos. A parte calentamos un poco la leche, echamos el cardamomo pelado y dejamos infusionar un poco. Colamos la leche y disolvemos la levadura en ella. La mantequilla deberá estar en pomada, o en su caso, le damos unos segundos en el microondas, para poder trabajarla.

Añadimos el líquido a la harina, seguido por la mantequilla y el huevo ligeramente batido.
Y amasamos hasta que se integren todos los ingredientes. La masa ha de quedar lo más lisa posible. Bien lo amasamos todo en la panificadora o a barillas de amasar, o inclusive a mano...

Debemos dejar reposar la masa para leve y doble de volumen. La tapamos con un paño húmedo.

Mientras, preparamos el relleno de almendra. Usaremos unos 150 gr. de Almendras molidas (Harina de Almendras), 3 cucharadas soperas de azúcar y 4 de leche.

Templamos un poco la leche y disolvemos el azúcar. Añadir la almendra molida. Removemos bien hasta que se integre todo. Tapamos con film y guardamos en la nevera.

Una vez que la masa doble de volumen, haremos separaciones en porciones de unos 50-70 gr. aproximados, volvemos a amasar y formamos los bollos.Los colocamos en una bandeja del horno, forrado con papel vegetal y dejamos que vuelvan a levar tapados con el paño húmedo.

Cierto que este postre no es que sea muy laborioso, lo que tiene mucho tiempo de espera, por la fermentación de la masa. Pero les afirmo que el resultado final es gratificante y delicioso!!!


Una vez doblado el volumen, los pintamos con huevo y los hornearemos a unos 180º, 15-18 minutos. Hasta que se doren y al presionar con el dedo, vuelven a recuperar su forma.

Aquí se ve la muestra.
Cuando se enfrien, hacerles un corte por la mitad  y vaciarles un poco de la miga, para colocarles el relleno realizado anteriormente con la crema de almendras. Yo había montado la nata previamente con un poco de azúcar glass, para hacerla tipo chantilli.
Ya una vez que estén rellenos, es conveniente meterlo en la nevera, ya que la nata se bajará.

Yo dejé unos cuantos sin relleno, para degustar del sabor del pan. Ya que el Cardamomo, le brinda ese gusto especiado que combina perfectamente tanto con dulce o con salado.

Ya sólo queda preparar café o vuestra bedida preferida y desgustar este grandioso postre nórdico, algunas recetas le espolvorean azúcar glass... Para mi, así como están ya me vale!!
Espero que les haya gustado este largo artículo, aunque valioso y no olviden dejar sus comentarios y opiniones!!
También pueden seguirme en mi página del Facebook!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario